• 17 consejos mantener una casa libre de emisión de carbono

    Convertir el lugar que se habita en una casa sustentable apoya de manera directa a reducir la emisiones de Gases de Efecto Invernadero, lo que va en línea con el Acuerdo de París, firmado recientemente por nuestro país, mediante el cual se compromete a desarrollar políticas en materia de cambio climático, además de cumplir objetivos … Continued

    3 mayo, 2017
    • Convertir el lugar que se habita en una casa sustentable apoya de manera directa a reducir la emisiones de Gases de Efecto Invernadero, lo que va en línea con el Acuerdo de París, firmado recientemente por nuestro país, mediante el cual se compromete a desarrollar políticas en materia de cambio climático, además de cumplir objetivos en materia de desarrollo sustentable.

    Durante el mes de abril se celebra el mes de la Tierra, instancia que invita a reflexionar sobre las acciones que se pueden llevar a cabo para protegerla. Asimismo, existen simples cambios que cada persona puede incorporar en su vida cotidiana para hacer su aporte en el cuidado del medio ambiente, manteniendo un hogar sostenible.

    Ser amigable con el planeta es sencillo. Desde poner atención a los productos que se utilizan para la limpieza del hogar -fijándose que sean biodegradables- y el modo en el que se usan los electrodomésticos, hasta la elección de la ropa, las pinturas, el tipo de ampolletas y los alimentos que se consumen y su manipulación, incorporar pequeños hábitos cotidianos puede hacer la diferencia.

    casa-sustentable

    Entre los simples consejos que cada persona puede implementar en su hogar se cuentan:

    • Limpieza: Utilizando productos como bicarbonato, vinagre blanco, sal, jugo de limón o agua oxigenada se pueden preparar detergentes y jabones no contaminantes.
    • Aireador de grifo: Es un adaptador que se usa en la salida de la llave que mezcla el agua con aire y reduce el consumo hasta en un 50%.
    • Alimentos: Consumir productos locales, de temporada y también frescos, calculando bien las cantidades para evitar tirar comida.
    • Aislamiento: Sellar bien las juntas y utilizar ventanas de vidrio doble ahorran hasta un 50% de calefacción.
    • Ampolletas LED: Permiten ampliar la vida útil en hasta 70.000 horas y no contienen elementos tóxicos.
    • Agua fría de la ducha: Se puede utilizar una bolsa que recoja el agua fría de la ducha mientras se calienta, para ser reutilizada en riego, limpieza o en dar de beber a nuestras mascotas.
    • Calefacción: Para evitar el consumo excesivo de energía, se puede utilizar un termómetro de ambiente para calcular la temperatura del hogar y así usar la calefacción ideal necesaria en épocas de frío, que es entre 19°C y 21°C.
    • Pinturas ecológicas: Elaboradas con sustancias vegetales y sin petróleo ni sintéticos permiten cuidar el planeta debido a que son biodegradables.
    • Aire acondicionado: usarlo en la temperatura ideal, 25°C.
    • Ropa: Preferir el consumo responsable y local; no desechar y reutilizar la ropa dándole otro estilo.
    • Huerto urbano: Contar con un huerto propio fomenta el autoconsumo de alimentos naturales, más económicos y sostenibles a través de autocultivo de frutas, vegetales y hierbas.
    • Transporte: Potenciar el uso de la bicicleta, ya que reduce la contaminación ambiental al tiempo que promueve el deporte y la vida sana.
    • Dispositivos electrónicos: Utilizar la función “standby” en televisores y otros dispositivos, reduce el consumo eléctrico en un 14%.
    • Placa solar: Si bien no es accesible para todos, es una excelente alternativa para eliminar el consumo de energía eléctrica.
    • Reciclaje: Clasificar la basura en papel, cartón, envases, vidrio, aceite, pilas y baterías.
    • Electrodomésticos A++: Al momento de comprar un nuevo electrodoméstico, preferir aquellos que tengan la etiqueta “A++”, ya que reducen el gasto energético hasta en un 80%.

    Estos, entre otros hábitos sencillos, contribuyen a la preservación del planeta.

    Escrito por
    Ignacio Reyes